Archivo de la categoría: Metafísica

Radionita vs Orgonita

Conoce la RADIONITA

Hace mucho tiempo que le estoy dando vueltas a el hecho de que hay artesanos que crean “cosas de resina” tan ligeras de metales que a mi me da repelús cuando veo que las venden como ORGONITAS y según ellos tienen unos efectos milagrosos, pero se les olvida mostrarlo con hechos y experimentos. Al final todo se reduce a la experiencia subjetiva de la gente que las compra.

Lo he visto en el grupo de creadores de Orgonitas internacional al igual que en el de España. Y entre los que nos tomamos muy literal eso de las proporciones de resina con virutas, 50% / 50%, nos mosquea bastante esa falta de “proporción coherente”. Así la polémica y discusiones están y siguen estando a la orden del día. Pero todos queremos paz y tranquilidad, así que la mayoría de las veces nos callamos por el bien común.

Pasaron los años y no salia de mi asombro, los artesanos seguían haciendo Orgonitas casi transparentes, eso sí, muy bellas pero al fin y al cabo con tan escasas virutas de metal que es ridículo llamarlas ORGONITAS, cuando NO lo son, pero el simple hecho de abastecerlas con trocitos de cuarzo y un trozo de alambre, al parecer les daba y sigue dando vía libre para bautizarlas con el nombre equivocado.

Cuando compré mi máquina radionica, conocí en profundidad el término RADIONICA como tal. Logré atar varios cabos al instante porque no pude más que reconocer que dicha técnica de “programación a través de la conciencia” y “amplificación de dicho programa” estaba íntimamente ligada a la elaboración de mis queridas Orgonitas, y por consiguiente es la pieza fundamental que justifica la existencia de las Radionitas en sí.

Tuve entonces que romper una lanza a favor de los “pisapapeles transparentes” (sin ánimo de ofender) que tanto quebradero de cabeza me habían producido, y dejarlo estar por el momento.

Más adelante en los mercados de Naturopatía a los que asistí en Marbella y Málaga entre el 2016 y 2017, me acerqué aún más a al concepto metafísico, abstracto y sin duda alguna artístico, pero sobre todo espiritual de estas piezas y otras con similar objetivo. Cuantos parámetros/detalles juntos y revueltos, y todos ellos perfectamente justificables, ya que el arte en sí no es más que la materialización de la desnudez álmica de su creador, y con ello su INTENCIÓN, el OBJETIVO FINAL de toda creación. El USO que se le dará a dicho objeto es lo que justifica su creación en primer lugar. Por esta cuenta de tres…

En el siguiente vídeo te aclaro dos cosas.

¿Que es la Radionica? y ¿Que es la Radionita?

¿TODO OBJETO ARTÍSTICO ES ENTONCES UNA RADIONITA?

Piénsalo bien… no es tan descabellado. Hago un pegote (que de pegote no tienen nada) y proyecto una intención de lo más noble para con la Madre Tierra y los seres humanos etc.…

ala! Objeto metafísico hiper-espiritual listo y funcionando ¿…? Puede que sí y puede que no, y te diré donde está el handycap.

Para eso tengo que desvelar un secreto muy bien guardado. Ya me conoces, hasta que no llegue al fondo de la cuestión, no suelto a mi presa. Y esta vez supone una auténtica REVOLUCIÓN en el mundo de las Orgonitas. Incluso podría explicar el empeño que tienen los estudiosos en general, de seguir despreciándolas, y las burlas que sufrimos los que hacemos Orgonitas con “con-ciencia”.

Verás, cuando di el paso de gastarme 1.200 Euros en una máquina “milagrosa” y que, según sus creadores, “tiene el poder de cambiar el rumbo de tu vida con solo pedirlo correctamente”, lo primero que hice fue… adivina…… desmontarla y ver que hay dentro. Tú lo entiendes ¿verdad?

(En mi defensa diré que en el momento que decidí comprar la máquina radionica, estaba en una fase de Fibromialgia nuevamente crítica, y puesto que ni las Orgonitas ni el Ormus evitaban que mi cuerpo me saboteara, tomé esa decisión porque parecía que el Universo me estaba empujando hacia esa dirección… bla bla bla ¡que leñe! Estaba desesperada y de super bajón, con un brote miálgico que prometía noquearme por completo y dejarme fuera de juego por unos meses mínimo. Hoy pienso y siento que ha sido una buena inversión, y he podido rebajar a la mitad la medicación.) Pero me estoy desviando.

¿por donde iba? Ah, si… el interior de la máquina milagrosa. ¿a que no sabes qué hay dentro de una máquina radionica?…. Esto te va a impactar.

Raspé un poco el filo del bloque grande negro y reconocí ese mismo instante los materiales que se desprendieron. Uno era …. RESINA… y el otro (redoble de tambores) ni más ni menos que VIRUTAS DE ALUMINIO. ¿¡Qué!?

¡Es una frikin O R G O N I T A! Pero de las de verdad.

Eché mano a mis varitas de radiestesia y pasé un buen rato consultando sobre interior de dicho bloque. ¡Que nervios, por Tutates! Confieso que me dieron ganas de cortarlo por la mitad para verificar que lleva cuarzo (con unos detalles que aquí voy a omitir) en su interior. Pero me contuve y confié en los resultados consultando las varitas de radiestesia. Además me acordé de Karl Hans Welz y su cabreo con todos los que hacemos Orgonitas, el negocio que tiene con sus propias máquinas radionicas, y un largo etc.. Por algo será, y ese algo es que las máquinas de radionica funcionan gracias a las ORGONITAS. Osea, que por esta cuenta de tres… una Orgonita (bien hecha) es una MAQUINA RADIONICA potente y que funciona 100% ¿Cómo te quedas?

Ok, esto no explica lo del consenso de llamar Radionita a las piezas transparentes con “algo de metal y cuarzo” en su interior. De hecho, si te pones a pensar, la actual Orgonita es más Radionita que Orgonita. Para medir esto se precisarían aparatos muy sofisticados = carísimos, si es que existen de verdad. Así que, de nuevo no me queda confiar en las mediciones radiestésicas, con varita y péndulo. Para algo tenemos un sistema de detección sublime, capaz de captar 2.000.000 de detalles en un solo segundo. ¿Que no sabes qué es? Nuestro SUBCONSCIENTE. Y este dato no me lo he sacado de la chistera, es un dato científicamente confirmado y estudiado.

A esto es lo que nos lleva investigar con el Aeter / Orgón / Chi / Prana etc., a que volvamos a nuestra propia capacidad de detectar cosas y sacar conclusiones muy fiables por nosotros mismos. Nuestro cerebro solo, y me refiero a la parte FÍSICA, osea neuronas, sinopsis, masa gris, es mucho más potente que el mejor ordenador del mundo. Pero de nuevo me estoy desviando.

¿Porqué entonces he decidido bautizar RADIONITA a las piezas casi transparentes que venden por ahí como Orgonita?

¿Sinceramente? Porque estaba harta de debatir con estos compañeros que con toda su buena intención (algunos porque suben las ventas con las piezas más transparentes), hacían sus piezas y las subían una y otra vez al grupo, insistiendo que “son verdaderas Orgonitas”. Muchos se alejaron de nuestro Grupo despotricando, porque no obtenían el veredicto que ellos querían. Y como esta es y seguirá siendo una práctica muy común, dotar a las piezas con poco metal y mucho cuarzo y piedras bonitas, decidí que era un consenso muy viable para crear una zona neutra de tolerancia y respeto.

¿Pero, así sin más le cambias el nombre y ya está?

No… por supuesto que no. Todos tenemos un denominador común, y es la programación de la pieza y el cuarzo en su interior.

¿Qué programación? Te preguntarás.

Dame un minuto:

Desde años inmemorables se sabe que la energía que nos envuelve, nos penetra, nos mantiene, nos coloca las moléculas en su lugar y las estabiliza cuando ponemos una Orgonita a su lado, por alguna razón que todos debemos dar por hecho, porque esa habilidad se demuestra incluso científicamente (que ahora sin eso no somos nada ni nadie), y es que esta energía en particular

RESPONDE Y REACCIONA A LA CONCIENCIA DEL OBSERVADOR.

Resumiendo significa que cuando “creas un objeto” con ciertos elementos, incluyendo cuarzos (transformador), gemas (transformador), algún metal (repele) y resina como componente orgánico (adsorbe), creas un objeto apto para ser programado con RADIONICA, que “mueve” literalmente el Aeter como un dinamo infinito (adsorbción, transformación, repulsión en bucle por siempre).

¿Y que es la Radionica? Es la habilidad de cambiar la frecuencia de vibración de un objeto a través y con la conciencia del “creador / observador”. Así, sin más… entonces…… (venga, te toca mover ficha, piensa qué significa lo que te acabo de soltar sin anestésia)…

¡CORRECTO! Suena como si tuviéramos el poder de Dios. Pues exactamente y sin lugar a alguna duda, te aseguro que justamente ASÍ ES querido lector. Somos dioses creando… a diario. Pero eso es otro tema que ahora no voy a ahondar en el.

Por esta cuenta de tres, una Radionita es un objeto que lleva la frecuencia de vibración de su creador / programador. Y una vez la resina está bien curada, mantendrá esa programación/vibración por siempre jamás. Hasta que alguien la rompa con un martillo.

A ver, entonces ¿donde está la diferencia entre la Orgonita y la Radionita?

Aquí estoy tocando un terreno que aún está por verificar. Solo te puedo contar las conclusiones a las que he llegado observando mi entorno a lo largo de los años. Aviso que no necesariamente tiene que ir a misa lo que digo aquí. Aún así dejame exponerte mi versión y luego me podrás dar tu opinión.

La Orgonita bien hecha, y me refiero con núcleo de limadura de hierro, polvo de cuarzo (yo uso Cristal de Murano) y su cuarzo principal, mueve dos aspectos de la misma energía. Estoy hablando del

Orgón radiante y el Orgón magnético.

Sin entrar en más detalles ni explicaciones, dejame decir que el Orgón magnético es el que tiene la capacidad de mover el Orgón más denso, osea el que está más ligado a la tercera dimensión. Por eso nuestro cuerpo físico nota y mejora con la presencia de una Orgonita bien hecha. Se obtiene una mayor presencia del Orgón magnético añadiendo limadura de hierro a la Orgonita. Yo las fabrico casi todas con un núcleo de hierro mezclado con polvo de cristal de Murano.

Este aspecto del Orgón fue estudiado a fondo por Wilhelm Reich.

El Orgón radiante por otro lado mueve aspectos mucho más sutiles del Orgón, que supongo que ira desde la cuarta dimensión, por la quinta, sexta, etc. hasta llegar donde quiera llegar. Las Orgonitas hechas solo con virutas de aluminio o bronce, tienen más Orgón radiante que magnético.

Este aspecto del Orgón fue estudiado a fondo por Nicola Tesla.

Una Radionita no lleva núcleo de limadura de hierro ni tampoco suficiente virutas de metal para poder mover el Orgón magnético, pero sí creo que mueve el Orgón radiante mínimamente, por el simple hecho de que la pieza completa haya recibido una orden, una programación de su creador para vibrar a una intensidad específica, ya sea para mejorar el estado anímico de su portador o simplemente para elevar la vibración de un hogar. Sea como fuere, si un simple tronco de madera programado con Radiónica es capaz de cambiar el entorno de un paraje natural, una pieza de resina con apenas virutas de metal es capaz de influir positivamente en el entorno donde este puesto.

Por eso pido encarecidamente a todos los que hacemos Orgonitas y piezas exentas de metal que fumemos la pipa de la paz y diferenciemos entre Orgonita y Radionita por el bien de todos. La Orgonita y la Radionica están íntimamente ligadas, son inseparables. Por eso considero que el nombre de Radionita es respetuoso y se ciñe a la verdad.

Si aún te has quedado con ganas de saber más sobre las Radionitas e incluso deseas conocer otro concepto relacionado, que es la ESOTERITA, mira este vídeo que he preparado para los más curiosos y entusiastas de las Orgonitas y su familia.

¿Buscas Orgonitas?

En mi Tienda Online encuentras toda clase de Orgonitas personales y sus aplicaciones. En toda la Web no existe una tienda tan completa y con tanta variedad, que te será fácil encontrar la tuya.

Quiero visitar tu Tienda!

Visita mi página de TESTIMONIOS y lee las opiniones de mis clientes.

El alcance de las Orgonitas

Una vez que se entiende que la Orgonita hace un trabajo energético, cambiando la vibración de su entorno a una frecuencia específica, surge la pregunta…

¿Cómo se mide el alcance de una Orgonita?

Con RADIESTESIA. Dicese Péndulo, varitas etc.

Si pinchas AQUÍ te explico con términos más técnicos como se hace. Si quieres conocer mis primeros pasos con la radiestésia, sigue leyendo…

Te voy a contar lo que me ha pasado:

Al principio, cuando noté en mis propia carne el efecto reparador que tiene la Orgonita, tuve mucha curiosidad de saber hasta donde llega o se expande el “área de acción” de las Orgonitas. Eso no es nada fácil cuando tienes un elemento “multi-dimensional” en tus manos, que es capaz de actuar a tantos niveles, que con la percepción limitada que tenemos los seres 3D es imposible entender y abarcarlo en su totalidad.

Pero tenía que haber una manera de saberlo…. ¿no? Pues, no iba a ser tan fácil como pensaba.

Molesté a mi compañero australiano Stephen Geddes para que midiese con radiónica (Péndulo midiendo Unidades Bovis) mis Orgonitas. Amablemente accedió un tiempo hasta que me sugirió que aprendiera a usar el péndulo yo misma, comentando que no suponía un gran esfuerzo.

A regañadientes tomé mi primer péndulo (hecho de Orgonita, y programado por y para mi especialmente, como es de esperar). Se me resistía mucho obtener una respuesta, a la hora de medir mis Orgonitas.

¿ Y si me equivoco?

¿ Y si alguien que sabe más que yo de radiónica me dice que lo he medido mal y me deja en ridículo?

Tal y como están las cosas con respecto a las Orgonitas en general, ¡no me puedo permitir ningún error! Pero tenía que hacer algo. No podía depender de los demás para determinar el alcance de mis Orgonitas. Son mis creaciones, como mis niñas ¡Caray! Tengo que saber qué son capaces de hacer y hasta donde son capaces de llegar. (No me malinterpretes, como creadora sé perfectamente el alcance que tienen mis Orgonitas, por intuición, solo que a todo el mundo nos gusta que se confirme esa intuición, genera más credibilidad y por consiguiente más seguridad de lo que estoy haciendo y “sintiendo al respecto” es correcto).

Con algo de tiempo y práctica, además de la ayuda de mi amigo Stephen, que corroboraba mis mediciones, aprendí a confiar en mis habilidades con el péndulo. Me solté la melena y fui opinando en el grupo de Facebook, en base a dichas mediciones. Hasta que un día pasó justo lo que más temía, alguien midió una de mis Orgonitas y obtuvo un valor 10 veces más bajo que el que yo había obtenido. ¡BOOM!

¿Qué había pasado? ¿Por qué le salió precisamente 10 veces más bajo? ¿Como es posible que me equivocara tanto?

Por supuesto que a partir de ese momento dejé de opinar y me retiré para averiguar qué había pasado en realidad.

Había dos posibilidades:

1. Me he equivocado yo.

2. Se ha equivocado el otro.

Hasta que un día leí que a la hora de medir cualquier objeto hay que:

1.Hacer la pregunta lo más específica posible, (nuestro subconsciente es literal y no lee entre lineas ni adivina nada, además que no tiene ningún sentido del humor)

2. Importa mucho el entorno en el que se mide el objeto.

¿Será posible que ninguno de los dos nos hayamos equivocado?

Medí la Orgonita en mi taller, rodeada de Orgonitas muy potentes y en un ambiente muy elevado y armonioso, con frecuencias Solfeggio a todas horas en el aire. Es mi lugar sagrado, lógico que se multiplicase el valor de la medición. Además tuve que replantear mi pregunta al péndulo, especificando hasta el más mínimo detalle para que sea lo más específico posible.

Desde entonces estoy obteniendo mediciones mucho más coherentes y supongo que si alguien no coincide con mi medición, ya no sería tanta la diferencia.

Y ahora te preguntarás…

¿No hay otra manera de medir las Orgonitas?

Te aseguro que he buscado por todas partes algún aparato que promete medir la “FUERZA VITAL” de las cosas en general… y ¿sabes qué? ¡Lo encontré!

Se llama Medidor de Energía Vital LM4 y lo puedes encontrar en esta página

http://radionic-international.com/producto/medidor-de-energia-vital-lm4/

Entonces ¿Porqué no lo tengo en mis manos y lo estoy usando ya? Porque el distribuidor que lo vende aquí en España me ha desaconsejado comprarlo. Al parecer tiene algunos fallos que luego cuando intentas que lo arreglen, se desentienden y no vuelven a dar señales de vida. Es un aparato que viene de Estados Unidos y no ha sido verificado por terceros, cuesta alrededor de los 400 Euros y hasta que no esté segura, no haré el intento de comprarlo.

Mientras tanto seguiré midiendo mis Orgonitas con el péndulo, y para que hasta los más escépticos tengan saciada su curiosidad, haré igualmente más experimentos con ellas. Próximamente habrá más información al respecto.

¿Quieres dejarme tu testimonio? Me haría mucha ilusión.

La Orgonita al Detalle (parte 3)

El SOFTWARE DE LAS ORGONITAS

Según la “PROGRAMACIÓN” o “SOFTWARE” que el creador (creadora en mi caso) introduce dentro de las Orgonitas, ellas se convierten en…

INSTANTÁNEAS VIBRACIONALES

Verás, cuando hago mis Orgonitas, mientras se está curando la resina, realizo un pequeño “esfuerzo mental” o “meditación” que conlleva contactar a nivel profundo con los cuarzos y “programarlos” para que adopten la frecuencia de la vibración energética que yo deseo que tengan. Esto se llama RADIÓNICA y desde que el ser humano camina sobre la Tierra, hemos usado ese poder que todos tenemos (sin excepción). Habitualmente empieza con un suspiro, cuando deseamos que algo se cumpla, y también para mostrar nuestro amor o consuelo a los demás.

Todos usamos ese poder todos los días de manera natural. Usamos nuestra ENERGÍA y cambiamos su VIBRACIÓN y FRECUENCIA según nos encontramos, mientras vivimos en este plano. Solo que no lo vemos.

La Orgonita solo es una INSTANTÁNEA de MI DESEO más profundo. Ese es el “SOFTWARE”.

Entiéndase que ellas mantienen la vibración de mi deseo o INTENCIÓN de manera estática y perenne por siempre (si no las rompes intencionadamente). Por lo que se puede decir con toda certeza que la Orgonita es una ENTIDAD VIVA y tiene CONCIENCIA. No creas por un momento que yo impongo al cuarzo esa vibración. Recuerda lo que te dije en el capitulo anterior. SOMOS FAMILIA CARNAL DE LOS CUARZOS (Dióxido de Silicio). Es una petición amorosa por mi parte hacia el cuarzo, y la respuesta es siempre una aceptación incondicional. Ahí es cuando empieza a funcionar la Orgonita.

Esto explica porqué algunas funcionan y otras no. Así de simple y así de claro. Si un artesano incluye en el proceso de creación contactar a nivel amoroso con su creación, ésta vibrará acorde a ello. Y si se trata de un compuesto de resina, virutas de metal y cuarzo, que tienen la capacidad de albergar CONCIENCIA, ya me dirás si esto tiene importancia o no a la hora de hacer una Orgonita que funciona de verdad.

Y a todo esto… ¿porqué necesitamos una cosa que nos transmute la frecuencia y vibración energética para sentirnos mejor si nosotros podemos hacerlo por nosotros mismos? … muy fácil.

Recordando las palabras sabias de Bruce Lipton “¡ES EL AMBIENTE, ESTÚPIDO!” decirte que puedes ser la persona más sana del planeta, con un nivel de pensamientos positivos y vibración espectacularmente alto, si te encuentras en un AMBIENTE TÓXICO, tarde o temprano te vas a debilitar y luego enfermar.

Nuestro cuerpo es una máquina auto-sanadora extraordinaria. Un milagro de la creación. Si te haces un corte en la piel y no lo cierras con sutura, tardas un par de días en cerrar esa herida. El cuerpo humano está diseñado y programado para la supervivencia y la auto-reparación. Pero si no tienes tiempo ni sosiego ni descanso para que se produzca esa sanación al, a la larga tu cuerpo y mente se cansan y empiezas a debilitarte, a enfermarte. ¿Te suena la Fibromialgia? ¿Y el síndrome de Cansancio Crónico? ¿De donde crees que vienen esas enfermedades y porqué son cada vez más frecuentes y conocidas?

Las personas que enfermamos de Fibromialgia o padecemos Cansancio Crónico estamos cansados de ser fuertes. Llega un momento en el que todo se derrumba y “YA NO PUEDES MÁS“. Luego se convierte en algo crónico y si no le das a tu cuerpo lo que necesita, deja de funcionar. Yo misma necesito dormir al menos 10 horas diarias, entre sueño nocturno y siesta. De lo contrario no puedo hacer lo que hago. Es un pequeño precio que tengo que pagar para estar bien y seguir con mis investigaciones.

Te voy a recordar como era nuestra vida hace 40 años. Radio analógico, TV analógica, walkie talkies (adivina) ANALÓGICOS, y un largo etc. todo analógico.

Las redes eléctricas no estaban tan densificadas, no había tanto tráfico de ondas en el aire. Aún no existía la red de redes para todo el mundo. No había microondas, cocina con inducción o vitrocerámica, el TDT, WIFI, móviles, no había chemtrail (o al menos no tan intensos) ni HAARP, el Glutamato monosódico no estaba tan introducido en nuestros alimentos (ni en la vacuna de la Triple Vírica), el agua aún no estaba tan manipulada con Fluor. Aún recuerdo los montones y montones de mariquitas rojas y negras que revoloteaban por los aires, y las abejas no estaban en peligro de extinción. El SIDA y el Cáncer aún eran una incógnita. Nadie hablaba de  CONTAMINACIÓN ELECTROMAGNÉTICA ni de ninguna otra clase de polución.

Hoy estamos rodeados las 24 horas de unas emisiones poco saludables. Nos atraviesan indiscriminadamente con sus vibraciones bajas, y altísimas frecuencias. Nos trastornan las cadenas moleculares de nuestras células forzando una vibración antinatural. Imposible de reparar de una vez por todas, porque NO DESCANSAMOS DE LAS EMISIONES ¡JAMÁS!

La orgonita, repito, es una INSTANTANEA VIBRATORIA con una FRECUENCIA específica, que coexiste con las emisiones restantes que pululan en el ambiente. Los seres vivos que se encuentran cerca de la orgonita reciben esa vibración energética como un SALVAVIDAS y ahí empieza la verdadera TRANSMUTACIÓN. El cuerpo y la mente, al recibir esa vibración saludable, se recuperan con más rapidez de las emisiones estridentes digitales y como resultado nos sentimos mejor, descansamos mejor, estamos más alegres y nuestra VERDADERA NATURALEZA puede manifestarse. En el momento que te alejas de la Orgonita, te vuelves a exponer de lleno a las vibraciones dañinas.

Necesito hacer aquí un breve inciso:

No digo que me creas por mi cara bonita. Solo llevo 6 años haciendo y observando las Orgonitas a fondo. He dejado mi trabajo como enfermera para dedicarme el 100% al estudio, investigación y elaboración de las Orgonitas, y todo por mi cuenta. Te aseguro que actúo con plena facultad mental y nadie me está obligando a hacer esto. Y si crees que soy una buena mentirosa y que solo pienso en “engañar a las personas necesitadas”, te digo que estás ciego, puesto que ya me habrían delatado hace tiempo. Las personas son listas y es un error pensar lo contrario. Si vas a empezar una guerra intelectual conmigo, sepas que no estoy aquí para convencerte de nada. Mi único objetivo es ayudar a las personas que lo desean.

Llevo muchos años haciéndolo de diferentes maneras, como enfermera (con título), psicóloga (sin título), coach, amiga, y ahora también como creadora de Orgonitas. Ellas se merecen gran respeto por lo que aportan a un hogar y para las personas en general. El hecho de que “salen en la tele” como talismanes de risa, solo ha hecho que la gente quiera saber más sobre ellas. Mis compañeros y yo estamos aquí para demostrar qué son capaces de hacer LAS ORGONITAS y hacerlas lo mejor que podemos.

Si aún tienes dudas, pásate por los TESTIMONIOS que algunos de mis clientes han dejado.

Y sigo…

Cuanto más grande la Orgonita, más alcance y más potencia tiene para contrarrestar los efectos de las vibraciones digitales, sin interferir en ellas. En mi TIENDA ONLINE, en la descripción corta de cada Orgonita que vendo, tengo especificado el alcance en metros.

¿como hay que entender eso?

La mejor manera de entenderlo es bajándote mi GUÍA GRATUITA donde te lo explico con pelos y señales.

Imaginate el aura de una Orgonita como una burbuja grande. Mientras tú te encuentres dentro de esa burbuja, tu cuerpo se encuentra en un ambiente energético NATURAL, comparado al ambiente que disfrutas cuando estás en la naturaleza rodeado de árboles. ¡Misterio resuelto!

Esto es algo muy antiguo y tiene que ver con lo que se encuentra dentro de las pirámides. Cada pirámide tiene una o varias Orgonitas gigantescas en su interior que realizan un trabajo muy específico, neutralizar geopatías. El material empleado no es resina sino cerámica. El cuarzo central de la Orgonita tiene el tamaño mínimo de 10×15 cm y el compuesto total tiene el tamaño de una mesa de 2 x 1 metro. Habitualmente se encuentra debajo de esa Orgonita, a unos cuantos metros, un rio subterráneo, y su efecto geopático es neutralizado con la presencia de esa super-orgonita.

NO TE PIERDAS ESTE VÍDEO

Todavía nos queda mucho por aprender.

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de comentar y compartir.

¿Qué Orgonita buscas?

En mi Tienda Online encuentras toda clase de Orgonitas personales y sus aplicaciones. En toda la Web no existe una tienda tan completa y con tanta variedad, que te será fácil encontrar la tuya.

Quiero visitar tu Tienda!

​Ir a la parte 1

Ir a la parte 2

Tras ver mi primera charla en Mindalia TV

Marisa

Buenos días Mª del Carmen:

Mi nombre es Marisa y te escribo desde Madrid.

Por casualidad te encontré en internet y escuché una conferencia tuya que me encantó.

Soy una entusiasta de la orgonita, hace dos años que las descubrí en una feria de minerales y fósiles que se celebra aquí en Madrid, se llama “Natura”, este año he asistido también a esta Feria pero no han traído orgonitas, ¡qué pena!

Para mi es muy difícil de encontrar orgonitas y al entrar en tu página me ha maravillado la cantidad de formas y tamaños que tienes.

Ya me he leído tu libro “Como usar las Orgonitas personales correctamente”, está genial, ¡¡¡Enhorabuena!!! Gracias por el regalo.

Quería agradecerte toda la información que dejas de forma gratuita sobre las orgonitas, en tu web y en internet.

Me ha encantado encontrar toda la información sobre las orgonitas que he podido leer gracias a ti, en mi circulo social nadie conoce las orgonitas y los que si las conocen no creen en sus beneficios, así que me encuentro un poco sola y una sensación de ser un poco rara por creer en todo esto.

Muchísimas gracias por todo ello, espero recibir pronto el pedido.

Te deseo una Feliz Navidad y Felices Fiestas.

Un fuerte abrazo.